Bienvenidos a este vuesto blog.

sábado, 29 de junio de 2013

Reseña: SIETE DÍAS DE LOCURA - Tessa Dare.

Minerva Highwood, una de las solteras de Cala Espinada, necesita ir a Escocia.
 Colin Sandhurst, lord Payne, necesita... salir de Cala Espinada. Tienen solo siete días para planear una fuga, convencer a sus familiares y amigos de que, a pesar de sus conocidas diferencias, se han enamorado locamente. Una semana que será su ruina.
En estos siete días de locura deberán recorrer con éxito 650 kilómetros, esquivando a los salteadores de caminos. Un viaje en el que se verán obligados a superar sus miedos más profundos sin cometer un asesinato. Pero tal proeza les parecerá imposible pues no les quedará más remedio que compartir un pequeño carruaje por el día y una cama, aún más pequeña, por las noches.
¿Será la atracción que de forma inesperada empieza a surgir entre ellos, una salvaje pasión que late en sus corazones, la encargada de conseguirlo? ¿Lograrán recorrer la distancia y cumplir todas las promesas que se han hecho? O por el contrario, ¿recorrerán únicamente el camino hacia lo más profundo de sus almas? 

II título de la serie Cala Espinada.


De vez en cuando una necesita leer una historia que, a pesar de plantearse según la sinopsis, como una de tantas, te atrape y te haga sonreír. Si hay una frase como los viejos roqueros nunca mueren, deberíamos adaptarla a las novelas románticas de regencia como ésta para entender lo que vamos a encontrarnos en sus páginas, así así como: la vuelta de los clásicos.
Un argumento como otro cualquiera, una joven, virgen, feucha, con gafas, ratón de biblioteca junto un un tipo calavera, vividor, vicioso, pervertido, hastiado de la vida a pesar de su juventud y con un extraño sentido del humor.
Bueno, pues con dos ingredientes a priori tan manidos, tan sobre explotados dentro del género, se puede dar una vuelta más de tuerca y conseguir una historia divertida, adictiva, que si bien tira de tópicos para la narración no resultan tan cansinos ni tan cargantes como en otras novelas.
Una forma de narrar, curiosa, ya que sin ser explícita y recurriendo a eufemismos, no te hace refunfuñar, un gran acierto, ya que odio las descripciones botánicas para ellas y las navales para él.
La novela, al menos el principio, me recuerda muchísimo a una de Kleypas (El diablo en invierno) pero luego va sabiendo distanciarse de esa gran historia para tener sus propios méritos. De todas formas el que un argumento no sea del todo original no significa inmediatamente que la novela sea mala o lo que es peor, una copia. 

La historia se desarrolla con muy pocos personajes, los dos protagonistas, Min (y sus diversos nombres que le atribuye él, bien como broma o bien porque no se acuerda de cómo se llama) y Colin (te enamoras de él desde el minuto uno) 
El resto con secundarios ocasionales que no vuelves a ver, pues sólo aparecen el las sucesivas etapas de un disparatado viaje. A excepción de los habitantes de Cala Espinada que especulan y cotillean sobre la desaparición de los dos jóvenes con la madre de ella a la cabeza, completamente extasiada por su fea niña haya atrapado un vizconde. De ellos podemos destacar a dos, una mujer soltera (ya sabemos lo que era ser soltera y de cierta edad en la Regencia) y el cabo del regimiento (tipo duro, curtido y parco en palabras) me dá a mí que estos dos deberían tener su rollete, pero eso es otra historia, la tímida florecilla y el duro hombretón...
A través de las diferentes etapas de un disparatado y arriesgado viaje para llegar a Edimburgo y cumplir el sueño de Min (ese es el objetivo y no conquistar a un vizconde)  vamos a ir conociendo a cada uno de los protagonistas, su verdadera personalidad, sus miedos y sus sueños. Desde luego las conversaciones de Min y Colin resultan increíbles ya que él, con su actitud despreocupada, consigue hacerte reír todo el tiempo.
Aquí hago un inciso. Puede que las puristas del lenguaje vean ciertos giros y expresiones que con toda razón no se utilizarían a principios del XIX, como por ejemplo "estar hecha un cromo" pero si de verdad el lenguaje de las novelas históricas fuera fiel, nos aburriríamos como ostras y las protagonistas, en cuanto discutieran lo más mínimo, acabarían encerradas en un sanatorio por histeria y a tomar por saco con la novela.
Para algo parecido con el flamenco, están los puristas que se muestran inflexibles o los que innovan, arriesgan, fusionan y triunfan, ofreciendo al público  algo nuevo, ganándoselo de paso, en vez de aburrir como los de siempre.
Pues bien, esta es una narración de ese tipo, lees esas expresiones pero las aceptas y las asumes dentro de la historia, disfrutando de cómo transcurren los acontecimientos.
Desde luego hay veces que debo quitarme el sombrero y aceptar que todavía es posible encontrar este tipo de joyas entre un mar de repeticiones históricas, te hace volver a aquellos tiempos en los que te emocionabas con una novela de vírgenes curiosas y lores viciosos.


Títulos relacionados:
Una noche nada más. 

martes, 18 de junio de 2013

Cómo hacer una reseña...

...Sin que se note que la has copiado, o que no te has leído el libro, o sencillamente hablas de oídas y de paso criticas por criticar.


Bien, en mi afán por facilitar la tarea a quienes quieran adentrarse en el apasionante mundo de las reseñas literarias, o bien dar un giro a su blog temático, he decidido (ya que aparte de escribir mis propias historias opino sobre las de las demás) dar cuatro consejillos.

Lo más recomendable es leer el libro, sin dejarte influenciar por otras opiniones ya publicadas, pero entiendo que a veces nos joroba soltar los eurillos y como queda mal decir que te has descargado la novela de extrangis pues te callas y tiras para adelante.

Quizás peco de ingenua y doy por hecho que cada lectora tiene criterio propio, y que por lo tanto será imparcial a la hora de opinar y no se fiará a pies juntillas de lo que algunas " gurús" opinen.

Bien, primer consejo:

Intenta que te manden el libro by the face de la editorial. 

Ahora haz un esfuerzo y lee la sinopsis.

Y ya puedes empezar a opinar, como el libro lo has conseguido gratis, sé agradecida y di lo bueno que es, no vaya a ser que te dejen de enviar libros.

Segundo, decides ir un poco más allá y lees los primeros capítulos, y como parece ser que no está escrito por tu ídolo escrituril, lo mandas a paseo, vas a google y buscas otras reseñas, un copiar y pegar y listo, reseña al canto. Por supuesto busca en blogs y webs afines a tus gustos, no vaya a ser que pongas buena nota por error.

Tercero, si te has enfurruñado porque la editorial no te han mandado el libro gratis, utiliza en segundo supuesto. Copiar y pegar.

Cuarto. Ni loca vas a comprar el libro, quieres quedar bien y hacer un porrón de entradas al mes en tu blog que tiene tropecientos mil ¿seguidores? y claro, hay que hablar de las novedades. Como el copiar y pegar te parece feo pues das una vuelta de tuerca a lo que se dice por ahí, basándote, claro está en la parte negativa.

Quinto. (y menos probable) te has comprado el libro, leído y disfrutado. Lo recomendaría a todo el mundo pero... y es un gran pero, si lo haces te arriesgas a que te crucifiquen la fanáticas intolerantes de tu autora favorita, así que pones a parir un libro sin merecerlo y te ganas unas palmaditas en la espalda.


Argumentos básicos para hacer una mala crítica de novela romántica.

El primero y fundamental: final previsible. Todas las novelas románticas (el 99.9%) tienen happy end, por lo tanto se nota que entiendes de esto y no fallas en tus opiniones.

Segundo: los personajes (I) no te llegan, no te emocionan. Aquí tampoco te comprometes, sólo has leído la sinopsis, dices la verdad al cien por cien.

Tercero, los personajes (II) lees por encima y no te quitas las cartolas, tienes pensamiento unidireccional y no contemplas ni de lejos la posibilidad de que existan otras formas de pensar o de actuar, por lo que inmediatamente rechazarás la historia.

Cuarto, los personajes (y III) normalmente eres tolerante con las opiniones no afines, pero no puedes ver nada positivo de la historia, así que refuerzas el punto segundo.

Quinto, la trama. Oh, ésta sí que sirve siempre. Con decir que no es original ya has hecho todo el trabajo. Da igual el género, al parecer están todos los temas agotados, a excepción de los que utilice tu autora fetiche, ella siempre acierta, las demás copian.

Sexto, la ambientación. Aquí todo dependerá de los gustos personales, pero es fácil:
Si te gustan las novelas concretas, sin grandilocuentes descripciones, dirás que rellena páginas con datos innecesarios que ralentizan la lectura.
Si por el contrario, gustas de ver  párrafos y párrafos para contar cómo cae una hoja al suelo, dirás que no se ha documentado.

Séptimo, aprovecha las modas en tu beneficio. Como ahora hay que minar desde dentro lo que parece ser un momento de oro para el género romántico (gracias a la erótica, lo cual es triste, ya que tras muchos años de sambenito de género mediocre ahora se codea de tú a tú con los demás géneros) di que ya está bien de leer porno, de leer sexo, pese a que has comprado una novela erótica. Con otros géneros tira de de tópicos (paranormal=demasiados vampiros, regencia=otra más, contemporánea=lo de siempre, etc...)

Octavo, te has cargado la trama, los personajes, el género, ahora ataca al lenguaje. Dos opciones, si es explícito, coloquial di que es cabacano y vulgar, como si tú redactaras los prospectos de los medicamentos. En el caso contrario, indica claramente que el lenguaje es rebuscado, pomposo y que no se entiende. En el caso de escribir la reseña desde hispanoamérica asegúrate de mencionar que hay frases, palabras, expresiones que no entiendes, pese a que el libro esté en perfecto castellano.

Noveno, ataca al autor. Los argumentos para desprestigiar su obra no son todo lo sólidos que deberían, así que vete a por quien escribe. Critica su método de trabajo, di, por ejemplo si su novela de es de vampiros, que quien escribe sí que es un bicho raro que se se fuma lo que puede. O también que sólo publica porque está de moda o porque en esa editorial no tienen criterio. Y te quedas tan pancha.

Y décimo, y no por menos importante. Ya no sabes qué más poner a caldo, pero te queda un as en la manga: La portada. Da igual, vas a ponerla a parir. Utiliza (a ser posible en este orden) los siguientes adjetivos: aburrida, repetitiva y sobre todo vulgar (como veis vulgar sirve para todo).


No me digáis que no resulta fácil hacer una reseña negativa. 

Con las positivas es igual de sencillo, dadle la vuelta a los diez puntos anteriores y listo.


Ah, y tened cuidado, si utilizáis un argumento para desprestigiar una novela, por ejemplo, el lenguaje vulgar, en el caso de reseñar otro título similar (pero de una autora a la que queréis elogiar y que también se decanta por ese estilo) de mencionarlo, eso sí, en letra muy pequeña, para que parezca que sois imparciales, porque de no hacerlo se os verá el plumero.





lunes, 10 de junio de 2013

Dime cuándo, cómo y dónde...

Partiendo de la base de que eligiendo títulos no soy lo que se podría decir un as, he de reconocer que cuando empecé esta historia me vino rápidamente, ya que la protagonista es una mujer decidida que establece ella misma las reglas y por lo tanto no espera a que le organicen la agenda.

En fin, ahora sólo queda esperar al mes de julio para que podáis disfrutar de esta novela donde (y aviso a las mentes delicadas) encontraréis intensas y excitantes escenas. Sin embargo, tras lo que aparentemente puede verse como algo simplemente carnal, hallaréis y conoceréis a una mujer muy especial. No es fácil comprenderla pero sí os pido que lo intentéis.

Os dejo la info de la novela:

El booktrailer... para ir abriendo boca



La sinopsis:

»Me gusta el sexo. Y mucho.


»También me gusta pensar que sólo hay tres formas de obtenerlo: la más común, quizá, sea tener un novio o marido que te satisfaga; la otra, obviamente, pagar por ello y, por último, ocuparse una misma del asunto. 

»Trabajo como relaciones públicas en una importante empresa de perfumería, y esto me da la independencia necesaria para hacer y deshacer a mi antojo y tener absoluta libertad para elegir a mis amantes. Quiero pasión, y no hay nada más eficaz para adormecerla que una relación estable. 

»Sin embargo, con él me pasó algo muy curioso: no conseguí olvidarle, por lo que cuando nos reencontramos, las chispas entre ambos saltaron con más fuerza que nunca. Estoy convencida de que nuestro juego no ha hecho más que comenzar…»




Disponible a partir del 02 de julio en ZAFIRO ebooks y principales plataformas digitales.

No digáis que no os he advertido con tiempo para tener el abanico preparado.




Títulos relacionados:

1º NO ME MIRES ASÍ.
2º A CIEGAS.



martes, 4 de junio de 2013

Reseña: EL SACRIFICIO DEL VERDUGO - Noelia Amarillo.

Sinopsis:

Un mundo de fantasía donde nada es lo que parece, las princesas son salvajes dríades; los plebeyos, príncipes encantadores,y el rey, el más insaciable de los verdugos.
Un rumor recorre el Reino del Verdugo. Una joven de singular belleza camina desnuda entre los robles del Bosque Prohibido. Una salvaje dríade que atrapa en sus redes de placer a los incautos que, desafiando la ley, osan adentrarse en la mágica floresta. Hay incluso quien asegura que es la hija bastarda del rey.


El trabajo de Kier consiste en crear útiles tallas de madera con las que dar placer a las damas. Un trabajo que no le agrada y que además tiene un gran inconveniente: para evitar encontronazos con maridos furiosos debe satisfacer los encargos de las damas en el Bosque Prohibido y, cada vez que se adentra en este, se siente observado.



El Rey Verdugo gobierna con implacable justicia no carente de crueldad; solo Gard, capitán de la guardia, puede contener al irascible monarca. Pero ni siquiera el inmutable soldado es capaz de detener al rey cuando llega el rumor de que alguien ha osado adentrarse en el Bosque Prohibido.



Oculta entre las ramas de los robles, Aisling observa en silencio juegos que anhela compartir. Un día, al escuchar el dolor en la voz del hombre al que acecha, ignora las órdenes y consejos de quienes la protegen y decide abandonar la seguridad del bosque para poseer a aquel que desea.



Tengo un serio problema...

Sí, ya lo sé, ésta no es forma de comenzar una reseña.

Vaya por delante el enorme privilegio que supone poder leer a Noelia Amarillo antes que la mayoría aunque leerla ya es de por sí un privilegio.

De ahí mi enorme preocupación por hablar de esta novela sin destriparla.

Para quienes en breve acudiréis raudas y veloces a la librería a por este título debo advertiros de la complejidad de la historia. No es un te quiero mucho como la trucha al trucho, princesas en castillos maravillosos, príncipes a lomos de unicornios y demás.

La complejidad de la historia se aprecia en el capítulo 1, te dices, aquí hay tomate, mucho tomate, ya que esto no va a ser una historia de dos personas, pues el pasado va a jugar un papel fundamental.
Se agradece que ese pasado no sea de esos traumáticos de diván de psicólogo tan de moda, aquí se trata más bien de un asunto tan sencillo, pero a la vez tan importante como el respeto a las creencias, a la naturaleza.

Los dos protas, Aisling y Kier, son, bajo mi punto de vista, dos almas gemelas que necesitaban encontrarse, así que por un lado esa relación vas a poder verla florecer página a página y salvo por pequeños altibajos no sufres demasiado.

En donde he sufrido, suspirado, renegado y llorado ha sido con la historia paralela, que no secundaria, pues aunque a priori parezca un complemento no lo es. Me declaro de , desde aquí, fan nº1 de Iolar, jo, qué hombre, qué carácter, no sé a santo de qué le han puesto el sobrenombre del Impotente, será por tocarle los huevos, digo yo. 

Saltaros lo siguiente, que luego os quejáis de que es un spoiler, y si sois puristas de la romántica tradicional, os puede dar un pumba:

La relación del rey a tres bandas me ha tenido emocionada de principio a fin, qué escenas (introducción a la homoerótica) , qué tormento, qué desazón... ains, qué roble....

No hace falta mencionar lo bien/mal que lo he pasado con este libro.
Tiene sus toques de humor ( ese Kier desesperado con el baño y esa Aisling hablando a lo "indio"), toques mágicos (esos robles a bellotazo limpio) y toques eróticos muy explícitos (ojito, aquí se llaman a las cosas por su nombre, así que las mentes sensibles deben abstenerse), escenas hot que se podrían considerar marca de la casa con unas invitadas de lujo (jo, qué bueno lo de las ramas y su zas-zas)

Las descripciones justas para meterte en la historia, sin abrumar con innumerables detalles técnicos, un mundo muy particular, mitad medieval, mitad creación made in Noelia, donde ha puesto a cada uno en su sitio.

En resumen, una novela arriesgada, diferente, una apuesta de la autora por no dormirse en los laureles (pese a su enorme éxito previo con la serie amigos de barrio -imprescindible-) 

domingo, 2 de junio de 2013

Reseña: UN EXTRAÑO EN MI CAMA - SYLVIA DAY.

Sinopsis:



Lady Isabel Pelham y Gerard Faulkner, marqués de Grayson, son la pareja más escandalosa de todo Londres. Tienen en común una lujuria desmedida, un gran ingenio, una provocativa reputación en entredicho y, lo más importante, ninguna intención de enamorarse el uno del otro, algo con lo que tirarían por la borda su matrimonio de conveniencia. Por nada del mundo romperían esa farsa... hasta que el destino aparta a Gerard del lado de Isabel.


Cuatro años más tarde, el marqués de Grayson regresa a casa. Isabel se encuentra con que el pícaro joven se ha convertido en un hombre poderoso e irresistible que está decidido a seducirla.



Como dirían quienes leen erótica y se quejan por ello, he aquí una más dentro del boom con el que nos quieren aburrir. (Me pregunto por qué no dicen lo mismo cuando se reseña una más de regencia, como es el caso de Un extraño en mi cama)
¿Por qué hago esta intro? pues porque me apetece (estoy hasta el gorro del doble rasero.

Bien, vayamos a por la historia...
Antes de nada, vaya por delante que soy capaz de leer una historia de Regencia y disfrutarla.

Pese a que según mi modesta opinión entre 1811 y 1820 (apenas diez años) no hubo tiempo para tanta explosión demográfica dentro de la aristocracia británica, tenemos de nuevo a dos protagonistas que viven dentro de éste exclusivo círculo social.

Ella, Isabel, una mujer que se sale de los cánones establecidos (qué alegría descubrir mientras leía el libro que no iba a haber trepanaciones vaginales con hierros candentes en la noche de bodas) ha aprendido, tras un desastroso matrimonio a vivir su vida y pese a las restricciones impuestas (en el caso de las mujeres muy cercanas a la esclavitud) ella disfruta de la libertad de ser viuda. 
Así que ¿para que casarse? ¿Para que quedar de nuevo bajo el yugo masculino?
La respuesta podría ser por vicio, pero no, es por comodidad. Su inminente dueño y señor (esposo) es un Lord vicioso, crápula y mujeriego (oh, qué sorpresa, es la primera vez que veo uno, nótese mi ironía) así que cada uno por su lado, juntos pero no revueltos.
El matrimonio perfecto.
Pero hay un hecho que cambia por completo esta situación, él, pese a ser un pelín más joven, sufre un gran revés, y decide abandonarla para buscarse a sí mismo.

Pues nada, unos añitos de reflexión trascendental y un sorprenderte regreso, ya no es tan crápula, pero sí vicioso sólo que tiene el considerable mal gusto de desear a su esposa, la cual, por cierto le ha echado de menos lo justo y tiene a su amante de turno para distraerse.

Y ahora comienza la persecución, la seducción y demás cosas para llevársela al huerto y/o dormitorio conyugal.
Ella, que va de dura, de mujer experimentada, no sabe muy bien cómo resistirse y además sabe que al ser mayor que él no puede darle lo que todo buen noble necesita (un heredero). Baste decir que hay que se obtuso o claro, vivir a principios del diecinueve para considerar a una mujer cercana a los treinta como "vieja" pero así eran las cosas por lo visto.

Ahora vienen los malentendidos, los revolcones orgásmicos alucinantes (aviso a puristas del lenguaje: es una novela de regencia con un vocabulario MUY explícito y bastante actual, por lo que tendréis que hacer un esfuerzo constante para situaros a principios del XIX) y multitud de escenas hot (aviso de nuevo a detractores de la erótica: aquí se folla -literal- pero bien, además)

Así que entre una cosa y otra los dos protagonistas van a tener que adecuar sus ideas, en especial ella.
El personaje de Gerard, o Gray como le llama ella es sin duda todo un acierto, habla sin tapujos, tiene salidas muy divertidas y a perseverante no le gana nadie, por no mencionar el típico apetito sexual insaciable de cualquier lord vicioso que se precie.

Puede que todos los ingredientes de esta novela sean un catálogo de tópicos, no obstante la historia te engancha, consigue que a pesar de leer de nuevo argumentos tan repetitivos, sigas devorando páginas e incluso riéndote con algunas escenas.

Una buena combinación de regencia y erótica.