Bienvenidos a este vuesto blog.

domingo, 2 de junio de 2013

Reseña: UN EXTRAÑO EN MI CAMA - SYLVIA DAY.

Sinopsis:



Lady Isabel Pelham y Gerard Faulkner, marqués de Grayson, son la pareja más escandalosa de todo Londres. Tienen en común una lujuria desmedida, un gran ingenio, una provocativa reputación en entredicho y, lo más importante, ninguna intención de enamorarse el uno del otro, algo con lo que tirarían por la borda su matrimonio de conveniencia. Por nada del mundo romperían esa farsa... hasta que el destino aparta a Gerard del lado de Isabel.


Cuatro años más tarde, el marqués de Grayson regresa a casa. Isabel se encuentra con que el pícaro joven se ha convertido en un hombre poderoso e irresistible que está decidido a seducirla.



Como dirían quienes leen erótica y se quejan por ello, he aquí una más dentro del boom con el que nos quieren aburrir. (Me pregunto por qué no dicen lo mismo cuando se reseña una más de regencia, como es el caso de Un extraño en mi cama)
¿Por qué hago esta intro? pues porque me apetece (estoy hasta el gorro del doble rasero.

Bien, vayamos a por la historia...
Antes de nada, vaya por delante que soy capaz de leer una historia de Regencia y disfrutarla.

Pese a que según mi modesta opinión entre 1811 y 1820 (apenas diez años) no hubo tiempo para tanta explosión demográfica dentro de la aristocracia británica, tenemos de nuevo a dos protagonistas que viven dentro de éste exclusivo círculo social.

Ella, Isabel, una mujer que se sale de los cánones establecidos (qué alegría descubrir mientras leía el libro que no iba a haber trepanaciones vaginales con hierros candentes en la noche de bodas) ha aprendido, tras un desastroso matrimonio a vivir su vida y pese a las restricciones impuestas (en el caso de las mujeres muy cercanas a la esclavitud) ella disfruta de la libertad de ser viuda. 
Así que ¿para que casarse? ¿Para que quedar de nuevo bajo el yugo masculino?
La respuesta podría ser por vicio, pero no, es por comodidad. Su inminente dueño y señor (esposo) es un Lord vicioso, crápula y mujeriego (oh, qué sorpresa, es la primera vez que veo uno, nótese mi ironía) así que cada uno por su lado, juntos pero no revueltos.
El matrimonio perfecto.
Pero hay un hecho que cambia por completo esta situación, él, pese a ser un pelín más joven, sufre un gran revés, y decide abandonarla para buscarse a sí mismo.

Pues nada, unos añitos de reflexión trascendental y un sorprenderte regreso, ya no es tan crápula, pero sí vicioso sólo que tiene el considerable mal gusto de desear a su esposa, la cual, por cierto le ha echado de menos lo justo y tiene a su amante de turno para distraerse.

Y ahora comienza la persecución, la seducción y demás cosas para llevársela al huerto y/o dormitorio conyugal.
Ella, que va de dura, de mujer experimentada, no sabe muy bien cómo resistirse y además sabe que al ser mayor que él no puede darle lo que todo buen noble necesita (un heredero). Baste decir que hay que se obtuso o claro, vivir a principios del diecinueve para considerar a una mujer cercana a los treinta como "vieja" pero así eran las cosas por lo visto.

Ahora vienen los malentendidos, los revolcones orgásmicos alucinantes (aviso a puristas del lenguaje: es una novela de regencia con un vocabulario MUY explícito y bastante actual, por lo que tendréis que hacer un esfuerzo constante para situaros a principios del XIX) y multitud de escenas hot (aviso de nuevo a detractores de la erótica: aquí se folla -literal- pero bien, además)

Así que entre una cosa y otra los dos protagonistas van a tener que adecuar sus ideas, en especial ella.
El personaje de Gerard, o Gray como le llama ella es sin duda todo un acierto, habla sin tapujos, tiene salidas muy divertidas y a perseverante no le gana nadie, por no mencionar el típico apetito sexual insaciable de cualquier lord vicioso que se precie.

Puede que todos los ingredientes de esta novela sean un catálogo de tópicos, no obstante la historia te engancha, consigue que a pesar de leer de nuevo argumentos tan repetitivos, sigas devorando páginas e incluso riéndote con algunas escenas.

Una buena combinación de regencia y erótica.

5 comentarios:

  1. Pues creo que leeré esta novela ;-)

    Un besote
    Jessica Lozano.

    ResponderEliminar
  2. gracia por el comentario ya a leer ¡¡¡¡¿

    ResponderEliminar
  3. Pues yo no pude con esta novela.... si no recuerdo mal la dejé en el cap.11. No le encontraba ni pies ni cabeza y los personajes no consiguieron engancharme. Quizá algun dia la retome.
    Gracias x la reseña.

    ResponderEliminar
  4. Es de mi estilo de lectura. Me la apunto en la lista de libros pendientes.

    ResponderEliminar
  5. Me lo han recomendado varias personas de mi entorno y la verdad es que me apetece leer un lirbo de este tipo tumbada en los colchones online.

    ResponderEliminar

Si quieres dejar un comentario, por mí genial. Pero sin insultos, sin spam ni nada que pueda ofender.
Muchas gracias.