Bienvenidos a este vuesto blog.

domingo, 31 de marzo de 2013

Reseña: VALENTINA Y EL CUARTO OSCURO - Evie Blake


Sinopsis:


Milán, 2012. La fotógrafa Valentina Rosselli vive con su amante, Theo Steen, pero se niega a llevar su compromiso más allá de eso. Cuando le hacen un misterioso encargo, fotografiar a gente que da rienda suelta a la parte más oscura del deseo, se encuentra sumergida en un mundo enigmático que sacará a la luz una parte de sí misma que desconocía. 
Venecia, 1929. Una mujer de la alta burguesía vive atrapada en un matrimonio infeliz y reprimida por la sociedad. Como Belle, su álter ego, lleva una vida secreta de cortesana en la que da rienda suelta a sus fantasías. Aunque separadas por décadas, las vidas de Belle y Valentina están entrelazadas. Ambas experimentarán el despertar de un deseo latente, pero ¿descubrirán la relación entre la pasión física y el verdadero amor? 

No sé cómo hacer la reseña de una novela que me ha parecido sencillamente IMPRESIONANTE.
Debo reconocer que al leer las primeras páginas no sabía por dónde me daba el aire, todo me parecía confuso, debido a la forma de narrar, una tercera persona muy curiosa y alternando la historia del presente con la acontecida en 1929.

Puede que el título incite a pensar en una novela más "otra" de BDSM, que últimamente estas siglas son junto a las de ERE lo más buscado en google.
Bromas aparte, el cuarto oscuro en esta historia existe físicamente sí, y ella, Valentina entrará en él, pero el significado es muy distinto de lo que estamos acostumbradas.

La acción empieza en tiempo presente, conocemos a Valentina, fotógrafa de moda y artística, mantiene una relación con Theo y a prori todo debería ser un camino de rosas.

Sin embargo ella, debido a su educación y a la influencia de una madre con una curiosa forma de ver las cosas, no se siente bien con esa relación, no termina de asimilar, a pesar de que él es un tipo increíble, que puedan tener un futuro junto. Su independencia se interpone entre los dos, no puede  darle lo que él pide.
Theo, antes de marcharse a "trabajar" le entrega un curioso regalo, unos negativos antiguos, que, según él, la ayudarán a aclarar sus ideas.

Paralelamente a la historia de Valentina conoceremos a Louise, o como ella se hace llamar, Belle. Una mujer que soporta el desprecio, las palizas, la clausura, la incomprensión de un marido (un hijo de puta) y decide buscar una válvula de escape.
Quienes hayáis visto Belle de Jour (Buñuel, 1967) entenderéis muy bien parte de su modo de proceder, pero, y aquí está la gran diferencia Louise/Belle aparte de descubrir el placer físico conocerá a un hombre, que como él mismo dice: no puede amar a una sola mujer.

A partir de este momento ambas historias se cruzan constantemente, las dos caras de la misma moneda: Valentina que no se cree capaz de amar a un hombre que está loco por ella y Belle, que ama desesperadamente a un hombre, un marinero,  que no sabe si volverá.

Valentina, con los negativos antiguos irá descubriendo a una mujer que a finales de los años veinte se enfrentó a todo por su amor, jugándose el pellejo (literalmente ya que su marido la maltrata) y que vivió los pocos momentos que tuvo con él de una forma intensa. Valentina, además, conocerá a otro hombre que la introducirá en otro tipo de placeres que hasta ahora nunca consideró y que la ayudarán en la tarea de ver las cosas de otro modo, todos esos juegos orquestados por Theo, que desesperado ante el hermetismo de Valentina busca el modo de hacerla comprender que no quiere atarla sino de ser algo más.

Hay momentos de la lectura que se te forma un nudo en la garganta, sufres, lloras, suspiras por las dos protagonistas, por lo que desean y no puede ser, por sus miedos, sus vivencias y su forma, tan diferente, de enfrentarse a la vida.

Se agradece y mucho, que no haya esas grandilocuentes declaraciones de amor eternas, tan almibaradas, tan rimbombantes, que dejan de tener sentido ya que se repitan tanto. Aquí, a través de los gestos, las miradas, las fotografías, los pensamientos, tendremos que aprender a leer entre líneas. A veces resulta muy difícil entender la postura de Valentina, pues se sale completamente del guión de una novela romántica, sin embargo terminas admirándola por su valentía.
Igual ocurre con Belle, admiras profundamente a una mujer que luchó, se arriesgo, sufrió por un hombre que no le prometió nada pero que hizo por ella, en la distancia, mucho más que otros que se pasan el día regalándote diamantes y ropa de diseño (cosa que carece de valor para alguien que tiene la cartilla del banco con cartolas)

Y para que no todo sea Valentina y sus dudas, Belle y su sufrimiento, nos mantendremos inquietas con Theo y sus secretos. Con  Santos, el amante de Belle y su vida nómada.

Una novela muy diferente, y un final inesperado pero.... lo dejo ahí.

Casi nunca puntuo un libro, pero a éste debo darle un 10.




3 comentarios:

  1. Joder, me acabas de convencer, voy a por él ahora mismo!

    ResponderEliminar
  2. Espero que te guste, Noelia!!
    Besos,
    Marisa Tonezzer

    ResponderEliminar
  3. A mi también me has convencio. Mientras espero uestros libros, Noe y Noelia, voy a ver que tal este que pinta bien

    ResponderEliminar

Si quieres dejar un comentario, por mí genial. Pero sin insultos, sin spam ni nada que pueda ofender.
Muchas gracias.