Bienvenidos a este vuesto blog.

lunes, 20 de junio de 2011

ANTES Y DESPUÉS DE ODIARTE - Ángeles Ibirica.

Que en nuestro país hay una excelente producción literaria de corte romántico no es ninguna novedad para quienes seguimos a estas autoras. Quienes parecen no estar al cabo de lo que se cuece son algunas editoriales que aún se muestran reacias a publicar autoras de aquí.
Dicho esto, lo cual al principio no parece directamente relacionado con lo que una reseña debe contener, sí es importante ya que esta novela es un ejemplo, muy bueno además, de lo que quiero expresar.

Desde el principio, es decir, el título, me parece excelente, dice todo, expresa todo, y te engancha del todo.

La autora nos presenta a Mikel, un protagonista amargado, resentido, vengativo, con razones para ello. Acaba de obtener el tercer grado y sólo piensa en una cosa: devolverle la pelota a la mujer que arruinó su vida.

Bien, puede que el planteamiento inicial no suponga ninguna sorpresa, estoy de acuerdo, pero lo que sí resulta toda una revelación es el tratamiento que le da la escritora y cómo desarrolla el personaje.
Las descripciones y los diálogos ayudan a comprender perfectamente las motivaciones de Mikel, cómo afronta la vida desde el lado de los vencidos, sin plantearse que a veces es mejor olvidar para seguir adelante; pero el odio es una arma peligrosa, de doble filo. Y el protagonista lo va a descubrir.

Ella, Anne, por su parte, calla dolida por lo que pasó, no ha podido olvidarle y querrá darle una oportunidad, ofreciéndole algo en lo que Mikel era una genio: dibujando.
Para él supondrá, en un principio, la oportunidad de oro para acercarse a ella y consumar su venganza.

Un relato que mezcla la acción en presente con continuos guiños al pasado y que nos van aclarando los detalles. Si bien es un acierto total de la autora el ir dándonos miguitas de información, es desesperante, como lectora, no averiguar más cosas. Lo cual supone que te enganches de una forma totalmente ansiosa al libro, para saber no sólo qué va a pasar, sino lo que pasó.
Una descripción de las calles de Bilbao, ciudad que conozco y que me encanta, que sirve perfectamente a los propósitos de la autora, así como la estación de lluvias y frió en la que se desarrolla la historia, muy acorde con el ánimos de los dos.
Las escenas íntimas entre los protagonistas, a pesar de estar narradas de forma poco explícita, sin descripciones evidentes, están cargadas de sentimientos, pues en este caso importa más los sentimientos enfrentados que el simple deseo sexual.

Sólo mencionar un pasaje que me hizo llorar, la escena de él en el parque, bajo la lluvia, frente a la casa de Anne, intentando ahogar su recuerdos en alcohol, admitiendo bajo los efectos del mismo la verdad que esconde para que sólo el odio salga a la luz.

La única nota negativa es que este libro entra en serio conflicto con la ley anti-tabaco.

Y una última nota: la técnica que él quiere poner en práctica para abrir cerraduras se llama bumping. Se ve que la autora ha investigado el apasionante mundo de la cerrajería.

miércoles, 15 de junio de 2011

Reseña CUANDO LA MEMORIA OLVIDA.

Conocer a la autora tiene sus desventajas y sus ventajas. Según se mire.

Es una desventaja puesto que sabes de que pie cojea y y por la tanto no habrá demasiadas sorpresas. Pero, lo que en un principio puede jugar en contra, según mi punto de vista se convierte en una gran virtud pues puedes entender mejor ciertos aspectos de una novela que de otro modo pararían o bien desapercibidos o bien serían interpretados de forma errónea.

Me inclino, sin duda alguna, por la segunda opción.

Una, que es aficionada a la novela romántica y por supuesto a la erótica, no podía dejar pasar este título.

Bien, otra cosa que me quedó clara cuando leí la primera novela publicada de Noelia, Falsas Apariencias, (aparte de la intrigante y resistente mesa de cristal que aún me ronda por la cabeza) es que algo iba a pasar entre Marcos, das asco y Ruth, avestruz.

Vamos a saber qué pasó, cómo pasó y qué va a pasar.

De ahí que la novela tenga un atractivo añadido.

A la cercanía de los personajes, a los secundarios, que más o menos controlamos (o que controlaremos cuando la autora nos cuente las vidas y venidas de algunos secundarios) tenemos unos protagonistas que tienen un pasado a cuestas.

Un pasado que comienza en la niñez y sigue en la adolescencia. En esta parte del libro veremos pasajes cómicos y que ahora con la edad nos hacen sonrojarnos con las tonterías que hacíamos de chavales, pero tan real como la vida misma.

Hacemos una parada en el pasado más reciente; los protagonistas ya no se van a entretener con tarjetitas “dedicadas” ni con cosas como el “no te ajunto” y donde comienza realmente la historia adulta.

Llegamos al presente, donde una mujer, Ruth, responsable, trabajadora, amiga de sus amigas, educada, comprometida, cariñosa... acude a una exposición, muy importante para ella.

Y...

Pues hasta aquí se puede contar respecto a la historia, porque si sigo, aparte de emocionarme, os destripo la novela.

Eso sí, la recomiendo, por muchas razones, la primera, como es obvio, por lo mucho que me ha gustado.

Y sobre todo por las cosas que pasan: por ver a Marcos, ese pedasssso de tío,( imprevisible, culo de mal asiento, espontáneo y que a veces saca conclusiones precipitadas), lidiar con Ruth, serenidad y cordura (por fuera)

Escenas sin cortapisas, sin odiados eufemismos. Directas, para deleite de las fans reconocidas de la erótica.

Momentos entrañables, tiernos, un poco lacrimógenos, pero muy emotivos.

La madre de él que no tiene desperdicio.

Una puerta abierta para próximos libros.

Y las inasequibles al desaliento: las amigas de Ruth, están siempre ahí, dispuestas a echar un cable o tirar piedras al enemigo, según se tercie.

¡No sé que estáis haciendo aún sentad@s leyendo mis tonterías en vez de ir a la librería a comprar este libro!