Bienvenidos a este vuesto blog.

viernes, 19 de noviembre de 2010

Reseña de TRAS LA MÁSCARA - ANNE STUART

Sinopsis :

Pocos intrusos tenían acceso a las juergas indecentes que los miembros del Ejército Celestial llevaban a cabo en el más absoluto secreto.
En el seno de esa sociedad secreta, numerosos aristócratas ingleses exiliados se reunían para dar rienda suelta a sus deseos carnales, pero pocos podían competir con el insaciable apetito de su provocador anfitrión, el misterioso vizconde Rohan.
Y es que para el vizconde, la búsqueda del placer físico no era sólo su pasatiempo favorito, sino una apremiante necesidad, hasta que en su camino se cruzó una mujer fascinante que no se dejaba amedrentar.
La virginal y empobrecida Elinor Harriman encontraba espantoso el oscuro ejercicio de seducción del vizconde, al mismo tiempo que intrigante… y en secreto se sentía atraída por el hombre que se ocultaba detrás de la máscara del deseo.

No soy muy aficionada a la histórica porques estoy hasta el gorro de lores viciosos ( que luego no lo son tanto) y de ladies virginales (que luego se transforman en depredadoras sexuales) pero de vez en cuando se publican libros como éste que sorprende.
En primer lugar no estamos en Inglaterra, no es la época saturada de la Regencia y por lo tanto eso ya resulta refrescante.
Vámonos a Francia, al París pre-revolucionario, donde el vicio estaba instaurado entre las clases altas de tal forma que era el pan nuestro de cada día.

Pues bien, el protagonista, Rohan, es un noble inglés exiliado por un asunto de lealtades al rey que además ha pillado título nobiliario en Francia, por lo que disfruta doblemente y tiene suficientes riquezas como para no dar un palo al agua.
Como todo noble que se precie de ser un vicioso debe hacer sus orgías, y éstas deben ser de lo más escandaloso posibles, de ahí el nombre de ejército celestial.
Pero como que el hombre ya está cansado y sigue la corriente pero ya no participa como antes. Eso o que está a punto de cumplir los cuarenta y ya no responde igual.
Ella, Elinor, es una chica de veintitrés años, ni guapa ni fea, de origen inglés pero que vive en París porque su madre, sifilítica perdida, abandonó a su padre por otro hombre y ahora viven cerca de la miseria pues su madre ya no es lo que era y los hombres ricos dispuestos a mantenerla escasean.
Tiene que acudir, muy a su pesar, a una de esas fiestas depravadas porque su madre se ha escapado y no quiere que vuelva a jugarse el poco dinero que tienen y a montar un escándalo.
Allí conocerá a Rohan y todo empezará a cambiar.

Pero no como pensamos, o como tantas veces hemos visto que suceden las cosas.
Porque Rohan es un cínico de cuidado, se recrea en su propio cinismo, es más, alardea de ello y por ese motivo le coges aprecio. Porque el jodido es gracioso, con ese desdén aristocrático, con esa forma de tomarse la vida a guasa y con esas respuestas propias de alguien que está de vuelta de todo.
Sabe que la chica es una de esas que creen en la virtud, la decencia y la tradición. Por eso el deseo de corromperla cada vez se hace más intenso. Y le va a costar un triunfo resistirse a la tentación. Incluso llega a buscarle un marido, un primo suyo, médico, así podrá llevar a cabo sus planes guardando las apariencias.
Pero sigue pensando en ella, no sabe si es porque está candado de tanta mujer fácil, si porque se está haciendo viejo o porque es la única mujer que le replica con algo de sentido común.

Ella sabe que no es ninguna belleza, su hermana menor, a la que protege con uñas y dientes, es a la que todos admiran y desean. Pero Elinor hace lo que hace porque tiene su propia cruz a cuestas y Rohan que lo intuye, no parará hasta conseguir que confiese. Se llevará un buen sorpresón, todos lo haremos. Y odiaremos a cierta persona.
Una trama paralela respecto al padre de Elinor, su herencia y el heredero al morir su padre para que no todo sea provocadores diálogos y el prota tenca que sacar su espada ( la de acero)

Un buen libro , unos personajes secundarios que a veces toman el protagonismo pero que no cansan, unos diálogos buenísimos entre Rohan y Elinor. Entre Rohan y su mejor amigo. Todos están muy bien perfilados y cumplen su papel.

Lo recomiendo, una agradable sorpresa en romántica histórica. Y eso que la autora no es muy amiga de este género.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres dejar un comentario, por mí genial. Pero sin insultos, sin spam ni nada que pueda ofender.
Muchas gracias.